Cultura y tecnología 17

Inteligencia artificial, ¿Turing encerrado en la habitación china?

Maquina pensante

Ya en 1942 Isaac Asimov describió las tres leyes de la robótica y desde entonces o incluso desde mucho antes, la humanidad ha soñado con la idea de la máquina inteligente plasmándolo en un sinfín de obras de todo tipo.

Las grandes empresas del mundo de la tecnología como Google, Ibm, etc. se han embarcado en la misión de hacer posible la I.A. invirtiendo muchos recursos en su investigación, ¿pero es realmente posible? Puede ser que algún día se construyan máquinas que simulen el comportamiento humano a la perfección  ¿pero esto las convierte en  máquinas “inteligentes”?

Un poco de historia

El interés por la inteligencia artificial viene desde la antigüedad donde ya existían mitos que fantaseaban con este concepto, como pueden ser el mito de Pigmalión o el robot Talos. También tenemos historias más recientes que todos conocemos, ¿o es posible que alguien no conozca al entrañable Pinocho? quien siendo un simple juguete de madera, poseía inteligencia humana. Existen una infinidad de obras que tratan la inteligencia artificial y llevaría un articulo exclusivo hablar sobre ellas, pero no estamos aquí para eso, estamos aquí para hablar de la I.A fuera de la ficción.

Alan TuringEl término inteligencia artificial como tal, no fue acuñado hasta 1956 por John McCarthy, Marvin Minsky y Claude Shannon en una conferencia en Darthmounth, pero 6 años antes, el conocido matemático y padre de la computación Alan Turing  asentó las bases de la I.A en su articulo “Computing Machinery and Intelligence” proponiendo una prueba que determinaba si una máquina poseía el don de la inteligencia o no  ( prueba de la que hablo más abajo).

Unos años después en 1987 Martin Fischles y Oscar Firschein describieron los atributos que posee un agente inteligente, atributos que comprendían un ámbito mucho mayor al de la comunicación (más adelante veremos como Turing basó su prueba únicamente en este ámbito). Los atributos de un agente inteligente deben ser los siguientes según Fischles y Firschein:

Atributos de un agente inteligente

Tiene actitudes mentales tales como creencias e intenciones.

Tiene la capacidad de obtener conocimiento, es decir, aprender.

Puede resolver problemas, incluso particionando problemas complejos en otros más simples.

Entiende. Posee la capacidad de crearle sentido, si es posible, a ideas ambiguas o contradictorias.

Planifica, predice consecuencias, evalúa alternativas (como en los juegos de ajedrez)

Conoce los límites de su propias habilidades y conocimientos.

Puede ser original, creando incluso nuevos conceptos o ideas, y hasta utilizando analogías.

Puede generalizar.

Puede percibir y modelar el mundo exterior.

Puede entender y utilizar el lenguaje y sus símbolos.

De esta forma se definen diferentes habilidades como  el aprendizaje, la adaptación, el razonamiento, la auto-corrección, el mejoramiento implícito, y la percepción modular del mundo.

Durante las ultimas décadas se han intentado desarrollar con mayor o menor éxito máquinas y programas inteligentes llegando hasta el día de hoy en el que la investigación y el perfeccionamiento continua. Actualmente existe un concurso llamado premio Loebner basado en el test de Turing en el que cada año se premia a la máquina que más cerca está de superar el test, y es que hoy día todavía nadie ha conseguido superar la prueba al 100%.

El test de Turing

Como ya he mencionado, Alan Turing en su artículo “Computing Machinery and Intelligence” estableció las bases de la inteligencia artificial con su famoso test, “el test de Turing”. La premisa principal de esta prueba y articulo es que si una máquina se comporta en todos los aspectos como un ente inteligente, entonces debe ser inteligente. Un concepto bastante básico, pero, ¿cómo podemos comprobar que una máquina se comporta de manera inteligente?.

Turing propuso una prueba con tres actores:  un juez, una máquina y un ser humano. La prueba consiste en poner al ser humano y a la máquina en una habitación y al juez en otra. El juez tiene que descubrir quien es quien mediante preguntas, pudiendo ambos mentir o equivocarse en las respuestas que le dan al juez. Si el juez no es capaz de diferenciar entre máquina y humano, entonces la máquina pasa el test y según Turing esta máquina estaría dotada de inteligencia.

Existen diferentes versiones del Test de Turing pero la principal es ésa.

TuringTest

Rebatiendo a Turing, la habitación china

La habitación china es un experimento mental, propuesto por John Searle y popularizado por Roger Penrose, mediante el cual se trata de rebatir la validez del test propuesto por Alan Turing. En esta prueba la premisa principal es que una máquina sólo toma la sintaxis de un lenguaje y no su semántica, es decir, no es consciente de lo que está diciendo.

Para demostrar esto Searle propuso un experimento en el que nuevamente tenemos tres actores: un humano que habla de forma nativa el chino, un humano que no tiene ni idea de chino y una máquina que comprende completamente el chino y además es capaz de superar el test de Turing ( porque puede hacer creer al chino que habla su idioma ).

Habitación chinaEsta prueba consiste en introducir a la máquina en una habitación con una ranura de entrada y otra de salida, el humano que habla  chino introduce preguntas por la ranura de entrada y la máquina devuelve respuestas por la ranura de salida, confirmando que esta habla y entiende perfectamente su idioma.

Una vez realizada está confirmación, se sustituye a la máquina por el humano que no habla chino, pero con el añadido de que se le proveen manuales y diccionarios que le indican de alguna forma, según los caracteres que le llegan por la ranura de entrada, que caracteres tiene que devolver por la de salida. De forma que el humano que no habla chino es capaz de hacer creer al chino que habla su idioma de la misma manera que la máquina.

Teniendo en cuenta la prueba,  se nos plantean algunas cuestiones en las que radican la importancia del experimento:

¿Cómo puede el humano que no habla chino responder si no entiende el idioma? ¿Son los  manuales y diccionarios los que  saben chino? ¿Se puede considerar todo el sistema de la sala (diccionarios, el humano y sus respuestas) como, un sistema que entiende chino?

Con esta prueba Searle y Penrose asestan un duro golpe a los defensores de la inteligencia artificial fuerte y del test de Turing. De forma que… la batalla está servida.

Guerra de argumentos en ambas direcciones

bender_PlaybotViendo ambas pruebas se ve que uno de los mayores problemas que trae consigo la inteligencia artificial es el determinar cuando una máquina realmente posee este don y cuando no. Tanto una prueba como la otra poseen argumentos a su favor y en su contra. Mientras los detractores del test de Turing y la inteligencia artificial fuerte sostienen que existe una gran diferencia  entre utilizar un idioma y comprenderlo, algunos defensores  sostienen que la idea del concepto semántico no es muy científica, incluso llegan a argumentar que los humanos somos iguales a una habitación china biológica con diferentes herramientas y técnicas que “simulan” saber y entender cosas.

En cambio Searle sostiene que una máquina no puede ser inteligente con los métodos actuales, añadiendo más potencia de cómputo y algoritmos más complejos no se va llegar a conseguir una máquina consciente de lo que dice y que como todavía no somos capaces de comprender cómo el cerebro humano consigue realizar estas asociaciones, por lo que no es posible reproducirlo en máquinas. Dicho esto, también apunta que tarde o temprano vamos a ser capaces de descifrar este misterio y entonces y sólo entonces seremos capaces de construir máquinas que retengan la semántica del lenguaje.

La pregunta de si una máquina puede pensar no tiene más sentido que preguntar si un barco puede nadar.
Isaac Asimov

Opinión personal

En mi caso creo que lo primero es entender que todas estas argumentaciones y pruebas sólo se quedan en un plano ético y filosófico, sea una máquina considerada inteligente o no, lo más importante es la funcionalidad que puede ofrecer. Dicho esto, creo que superar el test de Turing no es suficiente prueba de inteligencia, pero evidentemente es un primer gran paso. Considero que en un futuro no muy lejano se crearán máquinas con inteligencia y capacitadas para generar ideas nuevas a partir de sus conocimientos previos, llegando incluso a simular emociones humanas y creo que como Searle dice, estos avances se darán cuando consigamos descifrar la mente humana por completo.

El día que esto ocurra (si llega a ocurrir), habrá que debatir sobre muchos aspectos éticos que regulen el comportamiento hacia estas máquinas y donde está la linea a la que la humanidad quiere llegar en el desarrollo de esta inteligencia.

En cualquier caso, llegado el momento.. sólo Harrison Ford como blade runner nos podrá salvar , y para el que no lo sepa, la prueba que se realiza en esta película de culto, es una versión del test de Turing.

Blade runner

¡Saludos!

Sobre el autor / 

AsierPH

Entusiasta de las tecnologías libres y fundador de OvToaster.com | “Las obras de conocimiento deben ser libres, no hay excusas para que no sea así“

Articulos relacionados

17 comentarios

  1. WSN 25 abril, 2016 at 4:56 pm -  Responder

    Muy interesante.

    A mi me parece que este desafío chinesco al test de Turing es como una actualización o una mejora al propio desafío original.
    Por que siendo aun mas exigente, estimula a los desarrolladores para que se mejoren mas las IA’s que pongan a prueba en dicho test ya que el juez podrá ver mas fácilmente quien es el humano.

    Y creo que es normal que los que hayan cursado carreras unicersitarias y relativas a estos temas en la mayoría de los casos no les haga gracia tener que pensar mas allá de lo que aprendieron.

    ¿Quien dijo aquello de…? “Semos animales de costumbres y no nos gusta cambiar!”

    Un saludo.

    • AsierPH 26 abril, 2016 at 9:20 am -  Responder

      Muy buenas Wiserlander!
      Creo que más que una mejora, es justo lo contrario. La habitación china quiere demostrar
      con una contraprueba que la premisa ofrecida por el test de Turing es falsa. Intenta demostrar
      que simular una inteligencia, no implica tenerla, algo que el test de Turing defiende.
      Mugas gracias por pasarte y por dar tu opinión 🙂

      • WSN 27 abril, 2016 at 5:07 am -  Responder

        Hola ASIERPH, por aquí “WSN” otra vez, 🙂 Quizás me he explicado mal.

        Justamente cuando dices eso de… “Intenta demostrar que simular una inteligencia, no implica tenerla” es mas o menos lo que creí entender según tu entrada.

        Por eso comenté que me parece una mejora al propio test de Turing, por que al demostrar que el test original falla en un importante concepto de si mismo, es como una actualización del mismo.

        Concluyendo en que los desarrolladores tendrán que esforzarse aun más para lograr una IA lo mas “realista” posible.

        No se, igual sigo explicándome mal o he entendido mal lo que esta prueba chinesca significa, pero es como yo percibo la información de la entrada sobre este tema, en cualquier caso, lo siento!

        Un saludo.

        • AsierPH 27 abril, 2016 at 9:21 am - 

          Hola WSN;
          Parece ser que el que no ha entendido soy yo, porque lo que dices es lo que intenta transmitir la habitación China. De todos modos es un debate hoy en día todavía abierto, mucha gente opina que simular la inteligencia si te proporciona esta inteligencia y gente que opina lo contrario.
          En mi opinión, creo que decidir si implica inteligencia o no solo es parte del ego del ser humano. Realmente da igual si decidimos que esto es inteligencia o no, si la maquina puede simular a la perfección el comportamiento humano, lo puede hacer y esta sera útil de igual manera. Puede que lo que digo sea demasiado simplista, pero dejando la ética a un lado, es lo que queda.
          Un saludo y espero verte por aquí, que en breves tengo pensado abrir otro artículo bastante interesante. 🙂

  2. Rafael villa 20 octubre, 2015 at 11:40 pm -  Responder

    Al meter el idioma chino, es sólo otra variable, me quedo con Turing, puesto que siguiendo su teoría; se están “haciendo preguntas” en el idioma que sea, la respuesta a estas es lo que determina si confunden al juez o no…
    La clave está en las preguntas que se hagan

    • AsierPH 28 octubre, 2015 at 12:25 pm -  Responder

      Buenos días Rafael,
      Creo que no has entendido el concepto que presenta la habitación china, no es tanto cosa del idioma si no lo que implica su entendimiento.
      Un saludo!

  3. Javier G. C. 1 diciembre, 2014 at 2:16 am -  Responder

    La habitación china de Searle no es, ni remotamente, un “duro golpe” a la idea de la inteligencia artificial fuerte. Es tan solo un “chiste” y una caricatura que apela a los propios prejuicios de lo que se entiende por “entendimiento” y “comprensión”. No refuta ni ataca a nada en lo absoluto.

    Tan solo presenta el asunto de tal forma que el prejuicio de que una “manipulación de símbolos” no es “comprensión” se dispara automáticamente. El propio Penrose da una muy buena aproximación al porque del error de Searle (y a veces parece que sin darse cuenta):

    Imagínese la habitación, no con un hombre dentro, sino con una gran multitud de personas, cada una de las cuales toma su parte en la construcción de la secuencia de símbolos de salida. Con esta visión en la mente, queda claro que un hombre particular en la habitación no tiene que saber del proceso completo para que, al final, se obtenga la salida deseada. Se puede hacer una analogía de esto, donde cada persona de esa multitud es una neurona cerebral: no se espera que una neurona particular sea consciente ni entienda nada de lo que piensa la persona a la cual pertenece. Es claro que el trabajo colaborativo de las neuronas ES la comprensión.

    • AsierPH 1 diciembre, 2014 at 1:07 pm -  Responder

      Es bastante interesante lo que comentas, según ese razonamiento se verifica la pregunta ¿Se puede considerar todo el sistema de la sala (diccionarios, el humano y sus respuestas) como, un sistema que entiende chino?

      Indicas que cada neurona individual no comprende, pero su colaboración es la comprensión en si ¿crees entonces que las maquinas cuando manipulan los datos, la colaboración de las distintas partes de esta maquina también crean una compresión?

      A mi parecer esta colaboración de neuronas no funciona de la misma forma en el cerebro humano que en las maquinas actuales y esto marca la diferencia entre la comprensión y la no comprensión. Pero evidentemente es mi humilde opinión.

      ¡Un saludo y muchas gracias por el comentario Javier!

      • Phako Perez 29 diciembre, 2015 at 9:19 pm -  Responder

        Hola Asierph,
        muy bueno tu articulo, me quedo con la opinion de Javier, pues el idioma es independiente, y el buscar y entender los simbolos es parte de la habilidad humana, pues uno no nace sabiendo todo, y aprende de la practica, como mencionas en el articulo son muchos factores los que determinan la inteligencia y el reconocimiento y la obtencion de nueva informacion es parte de, el hombre se adapta y aprende a sobrevivir con lo que tiene en su ambiente, en este caso, el diccionario, no es que sea considerado como parte del sistema inteligente sino que es parte del ambiente en el que se tiene que adaptar el ser humano, al final cuando aprendes un idioma utilizas muchos recursos, y mas ahora en este mundo globalizado,

        Desde mi punto de vista, el que una maquina pueda enganar a un juez acerca de su condicion comparada con otro ser humano, tomando en cuenta que en ocaciones errara la respuesta, mentira o simplemente contestara correctamente, eso es prueba suficiente de una condicion humana, si un hombre entra a un concurso hara todo por ganar, en ocaciones errara, en ocaciones simplemente mentira o dira que no sabe, en otras acertara, la prueba ha de ser buena no por nada ha sobrevivido tanto tiempo como una validacion de la inteligencia.

  4. Juan 30 noviembre, 2014 at 11:02 am -  Responder

    Hola y felicidades por el artículo. Si tú o alguno de tus lectores está interesado en otras perspectivas filosóficas del asunto, además de la de Searle, los catedráticos de Harvard y Berkeley, Hubert Dreyfus y Sean Kelly, han trabajado mucho sobre el tema. De hecho, Hubert Dreyfus, en su etapa en el MIT, predijo el “fracaso” del modelo basado en lógica formal de los 70-80 de IA. Si no recuerdo mal hay algunos comentarios sobre el tema en las “lectures” sobre “Ser y Tiempo” de Heidegger que tienen colgadas en sus páginas de la universidad. ¡Muchas gracias, y muy interesante!

    • AsierPH 30 noviembre, 2014 at 12:25 pm -  Responder

      Gracias por el comentario, desconocía este trabajo, en cuanto tenga algo de tiempo le echo un ojo 🙂

  5. Gabriel 30 noviembre, 2014 at 2:41 am -  Responder

    Interesante articulo, gracias.

    • AsierPH 30 noviembre, 2014 at 2:43 am -  Responder

      ¡Gracias a ti por el comentario!

  6. Manu 30 noviembre, 2014 at 1:36 am -  Responder

    Excelente artículo. Solo añado una cosa:
    La Nueva Mente del Emperador, de Roger Penrose

    • AsierPH 30 noviembre, 2014 at 1:53 am -  Responder

      Gracias Manu, desde luego ese es un aporte de mucha calidad 🙂

  7. Israel – Escort 29 noviembre, 2014 at 9:00 pm -  Responder

    vengo de Meneame, me agrado mucho tu articulo, tienes mi voto, por cierto como recomendación quizá sea bueno aumentar un poco el tamaño de la letra. Gracias

    • AsierPH 29 noviembre, 2014 at 9:03 pm -  Responder

      Muchas gracias por el comentario, voy a tener en cuenta la recomendación y hacer varias pruebas, muchas gracias.

Deja tu comentario

Tu correo no sera publicado. Los campos requeridos están marcados *